Córdoba.- A una semana de las agresiones contra 7 inspectores de Comercio, el director del área, Maximino García, reconoció que no es la primera vez que son agredidos aunque sí de esta manera: con pistola; de ahí que reiteró en la necesidad de que se apruebe la compra de videocámaras de solapa como una estrategia doble.

Explicó que, además de la agresión a mano armada, a los afectados les robaron sus teléfonos celulares y carteras, por lo que ya se procedió a denunciar y están en espera de una resolución, para ello, el área jurídica del Ayuntamiento los está apoyando, pues hasta el momento se desconoce el motivo de tal agresión.

 Reconoció que debido a la labor que desempeñan son sujetos a agresiones casi de manera diaria, incluso recordó que existen más casos como el de una fémina a la que le rompieron el dedo, así como otro que fue golpeado, todos los casos, dijo, son denunciados.

“Todos los días la gente que sabe que no puede vender, pues obviamente los agrede, porque los inspectores hacen su labor, siempre han habido amenazas, pero nunca como estas”.

Agregó, con todo y ello, la función del municipio será garantizar la tranquilidad de los trabajadores.

Maximino García indicó, actualmente existen 32 inspectores más 1 jefe que trabajan en esta área, aunque actualmente laboran sólo 24, ya que están incapacitados los 7 agredidos y uno más que tuvo un accidente.

Finalmente, llamó a que se agilice la compra de cámaras de solapa, pues será un beneficio doble, tanto para la seguridad del inspector, como de los vendedores, ya que de esta manera se podrá comprobar el actuar de los empleados, aunque señaló que desconoce para cuándo se podría concretar.