Alejandro Solís
Columnista

Nacido para mentir por lo que no podrá cumplir, al paso del sexenio hemos de reconocer la gran transformación de la cosa pública lograda en López Obrador: Él. En menos de 20 años pasó de pendenciero toma calles, a “gran estadista”; porfía el chabelo de la política nacional, don Perfidio Muñoz Lego.
Al escucharlo, mirarlo, estudiar sus discursos, sermones e ideas, constatamos su enorme capacidad para remontar diques del poder olvidando pueblo y líderes que lo acompañaron en su carrera tras la silla del Ejecutivo federal.
Nunca procuró más que organizaciones coyunturales. Por eso festina y prefiere “los movimientos”, frentes, asambleas de los presentes, votaciones tumultuarias; baños de pueblo.
El populismo sin intermediarios le requetencanta, resultando el mejor cuadro capacitado por el reformismo electoral neoliberal mexicano, para encabezar la presente etapa de reconversión proteccionista a favor de los de siempre.
Logra lo que pocos políticos de oficio captan: agitar masas con tantito, combinando habilidades pragmáticas con rudimentos organizativos atractivos para oportunistas, sectores de la burguesía, banqueros y financieros de visión más lejos que los pragmáticos tecnócratas, sentando las bases de una generación administrativa pública federal austera.
Para quienes desprecian las enormes capacidades intelectuales orgánicas del presidente, capaz de evolucionar de peje agitador de la izquierda priista a gran amigo de la ultraderecha conservadora fascista norteamericana, compárelo con cualquiera de los miles de políticos advenedizos gastalones, presumidos; endiosados con una pizca de poder.
Mareados por subirse a un tabiquito, a la vera del camino quedaron personajes, estilos, técnicas, frases, modos de mediar entre los deseos siempre insatisfechos de las masas y los satisfechos financieros con el montón de dinero canalizado diariamente a sus cuentas; excepto con su incapacidad de evitar ser señalados como ratas, mentirosos y traicioneros.
-¡Dios mío!, y, ¿si las cosas fueran a la inversa?
LoFeoNoEsRobarSinoQueTeCachen. ¿Y si el sultán Andrés ha sido designado por el califa innombrable, rejuntándole las fuerzas vivas necesarias para encantar al emirato?
Tela de donde cortar hubo, hay y habrá de sobra: dioseros, fideicomisos, partid@s familiares, asociaciones empresariales con y sin fines de lucro, gestores, cabildos, líderes sindicales, comisionistas, operadores, espías, guardaespaldas, proveedores de servicios y materiales. Constructores, asesores, consejeros. Cacha licitaciones. Vende votos, acomodaticios con quién el Señor mande.
-¡Entiéndelo, son hombres!, insistía en hacerle comprender la tía al hijo de los pecados con su padre. O, lo que no es lo mismo, pero es igual: no es fácil, ni resultado del esfuerzo de un Llanero Solitario, sacar de un puñado de pendencieros a la renovada mafia del poder, necesarios para pasar a retiro a quienes abusaron en tiempos del neoliberalismo. Están tan relacionados, son tan lo mismo, que resulta difícil distinguirlos.
Pero, ya llegó de Madrid quien puede destapar la cloaca. O, ¡recórcholis!: taparla para siempre con su aceptación absoluta de culpas intelectuales, operativas y materiales pasadas.
¿Y si sólo fueran bolas de humo, para ocultar las presentes?: la crisis general ya existía antes de aparecer el bichito, la recesión no es su consecuencia, ni la obsolescencia de los medios de producción. El destronamiento del poderío gringo atosigado por tanto papel crediticio y su rezago científico, técnico, tecnológico, digital de dos décadas, es incuestionable. Lo impagable de la deuda pública y la obligación de seguir contratándola: lo imposible de refaccionar al sistema sólo con llamaradas de honestidad, bondad y besitos.
¿DóndeQuedóLaBolita? El presidencialismo se presta para hacer pelotas a las masas con eso del ejercicio del poder; inclusive, amplios sectores de la clase media, la pequeña burguesía y la burguesía caen redondos en la democracia política imposible, cuando está encharcada de antidemocracia económica.
ElPejeCircunstanciado. Experto en tiros ensalivados transitó de penas en fortalezas, hasta que con ayuda mayor coacheó un teem back encantado con políticas socialdemócratas cristianas.
Llegado para quedarse otros 50 años, adoptó como propias las políticas públicas del Bienestar promovidas por el Banco Mundial y la CEPAL, hastiados de que los recursos prestados al país para el desarrollo, terminaran atesoradas en fortunas personales.
La pandemia del Covid-19 brotada en algún tugurio oligarca cercano a New York, les cayó como anillo al dedo para reordenar las críticas relaciones internacionales de propiedad y producción, imponiendo su versión protectora del mismo modo de producción dominante.
ElDevenir. Con el poderío de la 5G, ya ni de pensar tendremos tiempo, pues máquinas y programas digitales son capaces de anteponerse a nuestra comprensión, sugiriéndonos o imponiéndonos deseos, necesidades y satisfactores. Por ejemplo.
¿Estamos en condiciones de aceptar que el 90% de la planta nacional quebrada, no está en capacidad de incorporarse a la tecnología 5G? Mirando su entorno: ¿es capaz de aceptar que es obsoleto?
Ciudades caóticas, encimadas de autos, gentes con títulos, certificados y conocimientos, comercios, construcciones, servicios desechados abruman nuestra cotidianidad. Su negocio, comercio formal o informal, lo que haga, vende, como lo vende y al precio que lo venda, está fuera de mercado. Su auto, viejo o nuevo, es un bodoque ensamblado con piezas, motores y sistemas que ya no usarán las nuevas tecnologías automotrices digi-eléctricas.
Vamos para seis meses con la vida economía irregular, sostenida con inventarios comprados con préstamos, ahorros, retiros de fondos de pensión, venta de propiedades familiares. Agotados en los próximos dos meses, se dice que la crisis ha de tocar fondo en septiembre, ¿octubre? ¿diciembre?, julio del 2021?
Hoy, son pobres dos de cada tres humanos, dos de cada diez son clase medieros, pequeños propietarios, profesionistas exitosos; mientras .9 de cada cien es recontra supermillonario: durante la pandemia, han ganado más dinero, mientras el resto de la población no supera traumas.
La cosa cada vez será peor -el FMI/CEPAL pronostican una caída del 12%/9%, del producto nacional bruto-, aunque en las mañaneras nos sigan ensalivando la oreja con lo contrario.
TenFe. Si por razones personales, y/o, económicas a usted le molesta el estilo de administrar de El Señor presidente, tenga paciencia: es el primero de la serie bienhechora.
Necesitábamos un tumbaburros experimentado para empezar a ajustar cuentas entre los que se irán yendo y los que ya se fueron. Mientras, venda sus obsolescencias y compre acciones de la deuda, emparéntese con algún oligarca. O, si puede, ponga una banca múltiple, casa de bolsa o fondo financiero. Allí está el dinero. Si Usted no tiene cola que le pisen, tenga paciencia.
El siguiente administrador benefactor de la cosa pública, será caballero, diplomático en extremo; socialdemócrata, alejado de inclinaciones santonas. De continuar el mismo sin zancadillas de carnales, será más parecido a Cárdenas, el padre, que a don Benito; con hilos mejor amarrados, por debajo de la mesa.