CÓRDOBA.- En acato a las recomendaciones de la Conferencia Nacional del Sistema Penitenciario y a la solicitud de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) sobre emplear medidas precautorias para garantizar el derecho a la protección de la salud de internos, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) emitió el protocolo de prevención para los 17 centros de reclusión con una población de seis mil 164 Personas Privadas de la Libertad.

La Subsecretaría de Prevención Ciudadana y el departamento de Servicios Médicos de la Subsecretaría de Operaciones establecieron que, para evitar la propagación del Coronavirus (Covid-19) se suspenden del 16 de marzo al 16 de abril el ingreso de familiares, asociaciones civiles y grupos religiosos, permitiendo únicamente el acceso a visitas conyugales.

Sin embargo, en caso de que un recluso requiera entablar comunicación de manera urgente con alguno de sus familiares, entraría sólo una persona al área de locutorios.

Previamente se han impartido pláticas de concientización dirigidas a los allegados de las y los reclusos; las áreas médicas y jurisdicciones sanitarias ofrecieron información tanto de manera presencial como en medios impresos, sobre los cuidados preventivos como el lavado constante de manos, aplicación de gel antibacterial y uso de cubrebocas.

A decir de algunos familiares de internos, las medidas que se han tomado son estrictas pero mientras sea para bien de todos,  son mejor, “Lo importante es que ni ellos ni nosotros nos veamos infectados,  no podemos  acudir los días de visita pero es una buena medida de prevención para todos”, comentaron.