Secuestros y ejecuciones

El Gobernador declaró ayer que la delincuencia en el Estado ha disminuido un 45 %. Debe ser entonces que todos los delincuentes vinieron a operar a esta región… Aquí, evidentemente, ¡no ha disminuido nada!

La realidad habla por sí misma. Los secuestros aumentan cada día, el último caso conocido es el del joven Mario Marini Sampieri, en Huatusco.

Las ejecuciones también continúan. Ayer mataron al portero de la filial Sub 17 en un asalto en Veracruz, un caso que se suma a las tres personas ejecutadas en Tres Valles y, aquí, la continua aparición de cadáveres flotando en el río Blanco y que las autoridades ni siquiera pueden identificar. ¡Seguramente no le pasaron bien los datos al Gobernador!

 

Ajustes de cuentas 

El caso Oceanografía no es más que ajustes de cuentas entre políticos, porque, al final, ya verán cómo no habrá ningún castigo para los que desfalcaron Pemex, como ocurrió con el famoso Pemexgate. Con Oceanografía, ni siquiera el barco recuperarán. Puros cuentos, mientras vemos cómo roban diariamente a Pemex.

 

Aplican ley poco a poquito

El Ayuntamiento de Córdoba quiere resolver el problema del ambulantaje aplicando la ley poco a poquito. Ya se les preguntó en qué parte de la Constitución o de alguna ley, dice que se tiene que aplicar la normativa a unos (a los ambulantes que no votaron por Tomás), y después, a criterio de la autoridad, se niega la aplicación de la ley a otros. Es el motivo de no ser enérgicos en aplicar la Ley. A quienes se la aplican primero, sienten la impotencia de ver cómo siguen los demás vendedores violando la Ley mientras la autoridad lo permite.

La ley se aplica sin distingos, no poco a poco, como pretenden hacerlo aquí en Córdoba.

 

Siguen accidentes de los motociclistas

Y siguen los accidentes con motociclistas involucrados. A la autoridad parece no importarle la seguridad de estos cordobeses, quienes conducen motocicletas amparados en unas licencias otorgadas sólo con pasar una prueba de la vista y un pago al banco. Eso es suficiente para “otorgarles el grado de conductor autorizado de motocicletas”, sin saber ni siquiera lo básico.

 

Buena acción

Hoy nuevamente fue tomada la caseta de peaje en Fortín y los maestros dejaron pasar libremente a los automovilistas. Bien por esta acción, ya que Capufe está cometiendo todos los días fraude a quienes transitan por ese lugar y los obligan a pagar la cuota de peaje completa, a pesar de que la autopista funciona al 50%. 

Peor aún. Después del regreso del puente vacacional, entre las obras en la carretera y el exceso de vacacionistas, las colas al mediodía llegaban hasta el trébol. Lo que salvó a los automovilistas fue la presencia de los maestros que liberaron el paso. “Nuestros diputados”, esos que no hacen ninguna ley que beneficie a los cordobeses, deberían legislar para que en días de puente se pueda pasar gratuitamente las casetas y evitar así el caos vial. Si por ley no se cobraran, muchos vacacionistas mexicanos serían beneficiados. Se supone que la autopista es una vía rápida, y sin embargo tardas horas en pasar la caseta porque está rebasada. La prensa nacional no presiona para liberarlas, porque está coludida con el Gobierno, en lugar de estar a favor de los ciudadanos.

 

¿Y Lavín y el alcahuete?

El día de hoy, un vendedor ambulante que ofrecía relojes para subsistir fue intervenido por los “inspectores” del Ayuntamiento, quienes le quitaron su mercancía. ¿Por qué no mejor empieza Tomás recogiendo el dineral que se robaron durante las administraciones pasadas de Lavín y su alcahuete? Pero no, para ello pretexta el ORFIS, cuando todo el mundo sabe que ¡el ORFIS y un aguacero en el mar sirven para lo mismo! 

 

Violan reglamento

Fueron a instalar más topes en la ciudad, ahora en el fraccionamiento Jardines de San Dimas, violando el reglamento municipal, el cual estipula que para poder poner un tope, debe haber iglesias, escuelas o lugares con mucha afluencia de personas. Pero poco les importa violar los mismos reglamentos que el Cabildo hace.

 

PALABRAS AL VIENTO

Según la SIOP (lo que antes era la Secretaría de Comunicaciones estatal), van a rescindir 245 contratos de obras, porque los “constructores coludidos con el Gobierno”, o no las terminaron en tiempo, o están siendo construidas con pésima calidad. Pero resulta que a puras declaraciones se la lleva Buganza, porque al bote “no ha metido a ni uno”, como si no hubiera cientos que ¡debieran de estar purgando penas por ratas!