in

Olla de grillos

Superiberia

Ayer el IFE dijo que nunca existió triangulación de recursos a través de Monex y Soriana para favorecer a Enrique Peña Nieto y cerró el caso.

¿Qué se sentirá ser miembro de un órgano regulador que no cumple con su cometido?

¿Qué se sentirá abdicar en vez de actuar?

¿Cómo se justifican a sí mismos ante la incapacidad -a lo largo de todo el sexenio anterior y lo que va de éste-, para regular las elecciones?

Pobres traidores, que nunca ven nada, y no saben para qué están en esos cargos, y lo más fácil de hacer es validar todo

Pobres…

Más que funcionar como árbitro en las elecciones, ese Instituto se ha ocupado en claudicar, ya que esta determinación de no haber encontrado culpables, no puede considerarse fortuita e ingenua. Más bien, la omisión revela cómo la política mata el arbitraje. Los intereses de los políticos prevalecen sobre los de la población pues los partidos lograron capturar a los órganos reguladores y ponerlos a su servicio.

El partido más fuerte, o más bien el más tramposo, impone sus condiciones que termina por destruir la competencia misma.

Ocultar la información sólo incrementa la sospecha; deliberar a espaldas de la sociedad sólo confirma cuánto se le desprecia.

El IFE ha fracasado, y las razones son producto de la captura, la complicidad y la debilidad. Instituciones fragmentadas y pusilánimes han permitido el fortalecimiento del partido político en el poder. Hay que obligar al IFE a que anteponga el interés público al de los partidos.

 

Pero si vamos a ver quién es más sinvergüenza, eso sí está difícil porque no hay ni a quién irle. Aquí Portilla y su contralor municipal Alejandro Nieves Garnica ganan un concurso, ya que después de descubrir a un empleado que mientras estaba en la nómina cordobesa (como Coordinador de la Juventud) también estaba en la de Ixhuatlán del Café (como Contralor Municipal) sólo lo separa del cargo y no le cobra los salarios que cobró mientras estuvo laborando doble, pues es claro que en ninguno de los dos lugares cumplió, porque no se puede servir a dos amos al mismo tiempo, es necesario, además de correrlo también cobrarle los sueldos de su estancia fraudulenta.

 

Encuentra Pemex otra toma clandestina en la región, ¡pobre! Por todos lados lo chupan, empezando por los líderes sindicales. 

Vicente Guerrero

Dan último adiós a Miguel Calero

Promete otra “guerra”