in

Olla de grillos

Casa Ideal

Los tres amigos, alegres ellos que jugaban tenis en el Club Campestre todos los días, compartían sauna, regaderas, desayunos, chismes del política y chistes.

El más chistoso, el famoso Dr. Díaz Barriga, el oportunista michoacano que llegó a montarse al carro de su amigo Paco Botox Portilla y de su campaña fiel, como perro compañero hasta que el hueso le tocó, encima de los priistas y de la podrida ciudad.

Qué decir del otro amigo ex panista, ex suplente del ex alcalde Hugo Fernández; Mauricio Delfín Domínguez, los 3 alegres amigos llegaron a gobernar Córdoba, uno como Alcade, otro como Síndico y el último como Regidor, pero después de los conflictos entre ellos; ventilados en el sauna de dicho club de élite cordobés, salió Mauricio Delfín de la sindicatura “al no ser salpicado” por las corruptelas del Paco Porpillo, tras firmar una nómina millonaria, pagos a proveedores fantasmas, cuotas a medios coludidos; pagos a ese diario por más de 150 mil pesos mensuales por no exhibir sus transas… pues se cansó y renunció, no sin antes dejar colocado a sus incondicionales, como el asesino Jorge García en la comandancia de la corrupta y sucia Policía municipal. Dejó el barco para según “limpiar su nombre” (tan salpicado como el de sus amigos), al final de su triste gestión sumisa, agachadora y besa manos al Paco Botox.

El que sí comparte el botín, es el michoacano que sueña con que Paco Botox se vaya a la candidatura de diputado local para ser el rey, pues por arrastrado le tocó por encima del Regidor Primero, Octavio Lara la sindicatura, pues el viejo cascarrabias que prometió la plaza para Córdoba (el ingeniero Rivas), no quiere ensuciar su nombre y si no acepta la alcaldía, el dentista de los chistes el Dr. Díaz Barriga sería el nuevo Presidente, si esto se diera, la “reina” sería una joven que labora en el Ayuntamiento, que fue la causante que de que el Dr. fuera abandonado por su esposa, para mejor así dedicarse en cuerpo y alma a lavarle las patas al Paco Botox.

Y Mauricio cree que salió limpio, pero no sino eres parte de la solución eres parte del problema, y él sólo sigue diciendo que quiere que Portilla haga las cosas bien, que cumpla lo que promete.

También en el azul muerden; por un lado el regidor musculoso Jorge San Martín, roba suspiros de reporteros de inclinación sexual dudosa, y la regidora Nora Croda que no mueve un dedo sin su aprobación, entre los dos pagan en el periódico coludido felicitaciones a Portilla por su informe, y la regidora María Elena Regules que se hace pasar en todos lados por licenciada y que ni la secundaria terminó, no sirve más que para aplaudirle a Portilla, siempre presente en todas las fiestas, lista para dar su mejor sonrisa, sueña con ser “la Ezequiel Reyes” de esta administración (actual director de Limpia Pública), que fue con Portilla su regidor panista favorito, pues sueña que será llamada a ocupar un lugar en cualquier lugar en el que gane el PRI.

Y el insolente, pelado, barbaján del Pepe Sierra con sus escándalos, casi diario trasciende que lo único bueno que ha hecho es que Portilla, tenga diabetes, de los corajes que le hace pasar, y sus desplantes de rebeldía, se ha ganado ser el más odiado del Ayuntamiento por los “ninis” y panistas de la comuna de Paco Botox, y la gorda del PRD, que llegó con una cartera discreta y humilde y hoy hasta chofer tiene, su voto con el PRI sus frutos ha tenido, hoy más gorda que el trío de cochinitas del Cabildo, las curvas peligrosas, la maestra Viky Alarcón ha subido como 15 kilos, la gorda Teté Toriz como 20, pues ahora come con manteca, y ya se compra su ropa en las tallas extra de Liverpool, y la Antorcha se llena de carnitas y memelas porque esos cachetes brillosos que relucen en las fotos del diario coludido, también seguidor de los antorchistas, entre estas tres se suman unos 60 kilos de más desde que entraron al Cabildo; gracias pavo por engordar cerdos. Octavio Lara se quedó sin sindicatura, perdió la elección con su candidato Cessa Servín, y ahora sólo le queda aplaudir a Paco, y el contador Rafael Pérez calladito, cuidando los intereses de sus patrones de Casa García, dueño de las cantinas, constructoras, y fraccionamientos de la ciudad, sólo está para cuidar los intereses de sus jefe.

Rodeli Superiberia

El minutero

Seguirá GDF lucha contra la trata