De un padrón cercano a los mil quinientos solicitantes que a la fecha tiene el Movimiento Antorcha Campesina en el municipio, mil de ellos se verán beneficiados con la nueva reserva territorial que está por adquirir la organización, así lo dio a conocer su lideresa regional, Janeth García Cruz. 

Estos antorchistas en Córdoba están rodeando la ciudad, hacen lo que quieren con sus manifestaciones fingidas, -coludidas con Portilla- venden su voto por el PRI para que les gestionen obras y les sigan dando permisos, pero no saben que lo único que propician es mala imagen a la ciudad, ya parecen favelas brasileñas, además que las ponen en zonas de alto riesgo, de plano no tienen conciencia.

En campaña, son como niños con juguete nuevo, pero después se olvidan de ellos, así les pasó a los de la Sierra del Gallego, que ni siquiera les han activado las brigadas de vacunación por parte de la Jurisdicción Sanitaria número 6. Se han olvidado de ellos.

Ayer en Cabildo volvieron a aceptar en coordinación con el Orfis a que los audite el despacho Trueba Gracián -quien ha sido alcahuete de Portilla- desde su anterior administración y el año pasado. Así que para estos casos la ciudadanía debería proponer al auditor para que no se lleve su mochada, pero como su consejo ciudadano lo conforman puros miembros del partido rojo que con una comida en conocido restaurante del Centro autorizan lo que sea.

¿A dónde vamos a parar? ¿Cuándo se harán las cosas bien en Córdoba?… y esto no es broma de los Santos Inocentes ehh