Región.- Unos 5 mil millones de pesos perderán los bolsillos de los productores de caña de la entidad veracruzana al continuar la caída del precio del azúcar, expresó el presidente de la Unión Estatal de Cañeros CNPR, Ángel Gómez Tapia, quien indicó que esta situación llevará a la quiebra a la agroindustria.

Esto porque como segundo mes consecutivo el precio del azúcar persiste a la baja, no repunta y eso afectará el presente ciclo azucarero 2018-2019, el que coloca a la agroindustria en uno de sus peores momentos.

En las principales centrales de abasto el precio registra importantes diferencias, de un ciclo azucarero a otro luego de que en promedio registra una caída que supera a los 220 pesos del ciclo azucarero 2017-2018 al ciclo 2018-2019, que es el que está iniciando.

Por ello, urge el sector cañero al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador y al gobernador, Cuitláhuac García Jiménez, a tomar conocimiento de esta situación y emprender acciones para evitar el daño económico que golpeará a más de 160 mil  cañeros en el País, que abastecen a unas 52 factorías.

“La caída del precio se encuentra propiciado por la sobreproducción de azúcar, la caída del consumo doméstico, reducción de la exportación de dulce del mercado americano y el ofensivo ingreso de la fructuosa de maíz, esta última es de 2 millones de toneladas anuales”, expresó Gómez Tapia.

La central de la ciudad de México cayó de un ciclo azucarero a otro un total de 219.367 pesos, luego de que el precio que se cotizaba el bulto de azúcar en octubre del 2017 cuando se llevaba a cabo el ciclo azucarero 2017-2018 en 790 pesos y durante este 2018, actualmente éste se encuentra en 570.74 pesos, es decir, un 27.8 %.

En la ciudad de  Guadalajara el bulto de azúcar que en el 2017 se cotizaba en 824.92 pesos, en la misma central éste en el 2018 se encuentra en 581.39 pesos, es decir, ha perdido 243.52; en la central de Toluca el bulto que estaba en el 2017 en 801.22 pesos ha perdido 215.92 pesos.

En tanto que la central de la ciudad de Puebla en el 2017 se cotizaba en 811.47 pesos y al día de hoy se encuentra en 582.52 pesos, perdiendo 228.95 pesos en total.

Debido a que esta situación persiste, preocupa a los productores en la zona, pues debido a la caída del producto les generará pérdidas, impactando su economía y con ello al campo.