CDMX.- Integrantes del Colectivo feminista “Ni una menos”, que mantienen tomadas la sede de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en la colonia Centro de la Ciudad de México, lanzaron mobiliario a la calle para quemarlo.
Y es que desde la mañana del miércoles las mujeres se resguardaron en el balcón de la sala de juntas del edificio, que se ubica en la calle República de Cuba, número 60.
Entre las manifestantes se encuentra Silvia Castillo, madre de Alán, un joven que fue asesinado y calcinado en San Luis Potosí, y Marcela, madre de una niña que fue violada en un kínder, también en San Luis Potosí.

UTILIZARÁN SEDE PARA HOSPEDAR A MADRES DE VÍCTIMAS
Familiares de personas desaparecidas, víctimas de abuso sexual y asesinato mantienen tomadas las instalaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), en el Centro Histórico de la Ciudad de México.
Los manifestantes advirtieron que se mantendrán en el inmueble hasta que les den respuesta a sus peticiones.
Yesenia Zamudio, integrante del colectivo feminista “Ni una menos”, señaló que el lugar será utilizado para albergar a madres de familia procedentes de otros estados, ya que algunos no cuentan con recursos para pagar un hotel.
Incluso, dijo, en caso de no tener respuesta por parte de las autoridades, podrían tomar otros edificios como fiscalías alrededor del país.

Te recomendamos leer:

Danos tu Opinión: