Guatemala.- El Gobierno de Guatemala redujo a 42 la cifra de muertes como consecuencia del terremoto de magnitud 7,2 que el miércoles pasado devastó varias zonas del noroeste del país, la que inicialmente habían fijado en 52.

El presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, en una conferencia de prensa en la Casa Presidencial, dijo que después de “verificar y constatar” la información oficial con las autoridades judiciales y municipales, “se estableció que la cifra real de fallecidos” es de 42.

El mandatario también rebajó a 2 la cifra de desaparecidos, los cuales hasta  se mantenían en 23, y aseguró que los mismos se encuentran soterrados en el departamento de San Marcos y que los cuerpos de socorro trabajan en su rescate.

Pérez Molina, que anoche se reunió con su Gabinete de Gobierno para analizar las consecuencias del terremoto, aseguró que en los próximos días presentará la estrategia de reconstrucción de los daños materiales y de infraestructura.

Hasta el momento, indicó, no se han cuantificado los daños, pero aseguró que el Gobierno cuenta con recursos para hacer frente a la emergencia.

“El plan de reconstrucción estará a cargo de la vicepresidenta Roxana Baldetti, quien contará con el apoyo de todas las instituciones” para garantizar la eficiencia y rapidez en la ejecución, precisó Pérez Molina.

Por otra parte, decenas de brigadas empezaron ayer sábado a demoler cerca de un centenar de residencias y edificios que han sido declarados “inhabitables”.

El terremoto que el pasado miércoles sacudió Guatemala tuvo una magnitud de 7,2 en la escala abierta de Richter.

agencias