Orizaba.- El alcalde Igor Rojí López dejó a su suerte a los animales de la Reserva del río Orizaba, denunciaron ciudadanos quienes exhibieron las condiciones infrahumanas en las que se encuentran.
Ante la indiferencia del alcalde, quien desde que entró a su gobierno ha mostrado una nula responsabilidad social hacia estos ejemplares, los animales sufren de falta de alimento, agua, están sucios y otros más lucen enjaulados.
En redes sociales denunciaron que un mono araña lleva semanas encerrado en una pequeña jaula, sin alimento, y aunque han tratado de solicitar apoyo del gobierno municipal éste ha sido nulo, pues dicen que no hay atención por el momento por el Coronavirus.
“Rojí está maltratando a los animales, cómo es posible que él sí esté encerrado en su casa cuidándose del Coronavirus mientras en la ciudad hay gente sin comer, animales descuidados”, afirmó un ciudadano molesto.