Córdoba.-  Amadeo Flores Espinoza no hizo nada, porque quien es el autor material confeso del atentado a esta casa editorial, es el mismo que les llevaba sus coacciones a subprocuradores, ministerios públicos y hasta a las secretarias.

Después de saber los nombres y montos de “las mochadas” nos queda claro por qué ha pasado un año y el Procurador, no había ni siquiera difundido el video, porque obviamente el que fuera autor material del atentado, es el mismo que era encargado de llevar su mensualidad a las autoridades, para que les devolvieran los automóviles que aseguraba la Marina o soltaran a los delincuentes.

Y la tiene muy fácil Procurador, si ya está la acusación de que la Marina y el Ejército les quitaba los automóviles al crimen organizado, y los ministerios públicos se los devolvían, ahí lo debe tener registrado en expedientes donde lo puede comprobar. Pues cómo nos podemos explicar que devuelvan los autos reportados por robo.

O también no va a hacer nada, como no lo hizo con los videos con las caras de los delincuentes.

Pero como nosotros en El Buen Tono  damos soluciones, ya le informamos del autor material, del autor intelectual y ahora le informamos hasta la Ley que se debe aplicar: El Código Penal del Estado de Veracruz dice en su artículo 265.-  quien de manera dolosa, mediante incendio, explosión, inundación o por cualquier otra causa, creare un peligro común para los bienes o para las personas, deben pasar de cinco a 20 años de prisión y una multa de 158 salarios mínimos. De tener agravantes  la sanción y la condena aumentan.

En nuestro caso sí procede, porque el inciso 3 dice textualmente “Si el delito tuviere como consecuencia la destrucción de un edificio destinado para habitación con otras instalaciones”.