Orizaba.- El presidente de la Unión Democrática de Jubilados y Pensionados, AC (Udejupev) zona Córdoba-Orizaba, Jesús Arenzano Mendoza, manifestó que el exgobernador Miguel Ángel Yunes no tuvo la disposición política para resolver el problema económico del Instituto de Pensiones del Estado (IPE), actuando con mala fe al devolver con observaciones la reforma a la Ley 287 del IPE.

Además, señaló que la actual Legislatura actúa con novatez, no se dan por enterados que es una iniciativa aprobada por unanimidad desde el 26 de julio.

Es un decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones y tiene en sus orígenes la creación de una comisión especial para atender la situación del IPE con la integración del Consejo directivo, un Comité Financiero, en donde se incluyan a dos expertos en la materia y otorgar reconocimiento de derechos a las generaciones de derechohabientes que ingresaron al amparo de la Ley No. 5 y la Ley No. 20, ambas de Pensiones del Estado, entre otros.

Se trata de observaciones del anterior Gobernador, por lo que si el actual Mandatario no las retoma “tendría que publicarse la Ley a fuerza porque está en transitorios de publicaciones, de acuerdo a la Ley debió entrar en vigor el 1 de diciembre”.

En tanto, Fidel Saavedra, integrante de la Udejupev, resaltó: “Yunes lo hizo con mala fe porque ni le afectaba a él, ni a su administración, al contrario, hubiera reforzado el esfuerzo que hizo para pagar nuestras pensiones”.

Mencionó entre las incongruencias la falta de reposición de los adeudos pendientes ante el instituto, con los bienes y recursos recuperados de Javier Duarte de Ochoa, “si la primera vez le quitaron mil millones hubiera dispuesto darle 200 mil millones a pensiones y con cada una de esas que le quitó hubiera pagado; faltó voluntad política”.