ads
  • Muchos padres de familia tienen que hacer frente a gastos de colegiaturas y servicios básicos

ORIZABA.- El cierre de empresas a causa de la falta de apoyos gubernamentales podría derivar en el despido masivo o la reducción de los salarios trayendo con ello precariedad en las familias, así lo manifestó el vocero de la diócesis de Orizaba, Helkyn Enríquez Báez.

Indicó que esto por quienes tienen compromisos como el pago de colegiaturas, de servicios y quienes tienen deudas, por lo que es urgente que se establezcan estrategias necesarias para apoyar a todos los niveles y no solo a más vulnerables. 

*eltip
Debemos respetarlos
Es incomprensible que en algunos lugares los estén viendo con prejuicio, los están discriminando, creo que no es el momento de tratar mal a quien está haciendo tanto bien en nuestro país y en el mundo, como los médicos.

Lo anterior, ante el paro técnico de grandes empresas como la Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma Heineken, Holcim Apasco, Akwel y Montosa; además de unos cerca de 35 establecimientos comerciales por la cuarentena que existe en el país por el Covid-19 tales como zapaterías, papelerías, tiendas de ropa, entre otros. 

Ante ello, el sacerdote manifestó que es una realidad que se vive ante esta pandemia muchos negocios, empresas y comercios están cerrando “y esto afectará gravemente la economía sobre todo ante la falta de apoyo o insumo de parte de algunas instituciones se podría realizar para que los empresarios, comerciantes, microempresarios puedan sostener su actividad y no haya un despido masivo de trabajadores, no haya reducción de salarios que los hagan entrará en precariedad”.

Dijo que se deben de ayudar a todos los sectores y no solo a los más vulnerables (a ellos de modo urgente), pero también “se debe de pensar en ayudar a los empresarios que son quienes crean y sostienen las fuentes de trabajo y que en este caso aunque estén dispuestos de seguir invirtiendo si requieren de algunos estímulos para poder mantener su actividad industrial y que no lleguen a desaparecer, pasada esta crisis, las empresas que por mucho tiempo han sostenido”.

Dice que médicos y enfermeras merecen nuestro respeto
Además, resaltó que “no es el momento de discriminar a los médicos y enfermeras que están trabajando por la salud de todos”, esto, debido a que personal médico de Veracruz han sido bajados de los autobuses del transporte público, además de que los taxistas no les quieren trasladar e incluso hay a quienes les han dejado de hablar en la calle. 
Mencionó que ante la llegada de la fase 3 y que implica contagio masivo “se requiere que se proteja a quienes trabajan en los hospitales para prevenir que sean contagiados y sean transmisores hacia otros hospitales recordando que muchas de las personas que trabajan en estos lugares también tienen actividad particular”.
Opinó que debido a toda la actividad que están realizando, se les debe de considerar, apreciar y valorar. “Es incomprensible que en algunos lugares los estén viendo con prejuicio, los están discriminando, creo que no es el momento de tratar mal  quien esta haciendo tanto bien en nuestro país y en el mundo”.

ads