Nogales.- En Nogales, Maltrata y Alcultzingo es necesario capacitar a productores de maíz por el riesgo de la plaga “gallina ciega”, que se propaga por los temporales erráticos, dio a conocer el jefe del Distrito 05 de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), en Orizaba, Emilio Rodríguez Escalante.

La presencia de tal plaga es cíclica, es decir, se detecta cada cinco o seis años, se le considera una de las más destructivas, el daño lo provocan las larvas al alimentarse de las raíces de las plantas de maíz y otros cultivos; sin embargo, si se trata de la forma correcta y en los tiempos debidos es benéfica para la fertilidad de la tierra en e siguiente período.

Los huevesillos son ovipositados en la zona radicular, normalmente en mayo a junio y su incubación dura en promedio 15 días, las larvas llegan a medir hasta siete centímetros de largo, durante la primera etapa de su vida se alimentan de raíces tiernas y materia orgánica, posteriormente se muestra más voraz y consume sólo las raíces, provocando con ello mayores afectaciones a los cultivos que toca.

Para contrarrestar la plaga y prevenir afectaciones, indicó, es necesario que los productores se capaciten en tres métodos de control: el cultural que se refiere al manejo de suelo, aportación de materia orgánica y la diversidad de siembra, el biológico que consiste en aportar hongos al suelo para encapsular larvas de la plaga y el químico que es la aplicación de agroquímicos para exterminar la plaga.