Superiberia

Región.- La presencia e intervención de la Policía Estatal y de fuerzas federales es necesaria en varios “focos” rojos de tala clandestina en la región, en donde los ciudadanos no pueden actuar porque en su mayoría los talamontes están ligados a armas y a la delincuencia. 

Así lo señaló el presidente del Consejo Intermunicipal de Ambientalistas, (CIMA), Graciano Illescas Téllez, quien también resaltó que además del Parque Nacional Pico de Orizaba, en los municipios de la región de las Altas Montañas hay numerosos puntos devastados que urge sean atendidos. 

“Zonas de tala clandestina hay por todos lados, no es tan fácil mapearlas o dar la ubicación exacta de dónde están por su rasgo de ilegalidad y el riesgo que representa, como civiles o ciudadanos podemos llegar y actuar porque es un tema delicado, la tala está muy vinculada con la ilegalidad y por lo tanto con la delincuencia y las armas”, expresó. 

Illescas Téllez acotó que por su complejidad es un tema que debe ser atendido por dependencias como la Conanp, con el respaldo de la Policía Estatal y fuerzas federales Marina y la Sedena. 

Destacó que en una reunión reciente con el Delegado de la Secretaría de Seguridad Pública en la región 16 Base Colorines, Andrés Toga Fiscal, éste se comprometió a atender el tema de la tala clandestina, por lo que los exhortó a CIMA y a la población en general a reportar en donde se registra el delito ambiental.

Vecino