Orizaba.- A unos días de la cena de Año Nuevo, los comerciantes de pescados y mariscos aseguraron que sus ventas no repuntan y se mantienen regulares.

Comerciantes del mercado Ocampo indicaron que el 2012 fue un año difícil, pero que poco a poco sacan sus ventas y con lo que obtienen les alcanza para sostener a sus familias.

Coincidieron que el consumo repuntó muy poco durante la Cuaresma y Semana Santa, tiempo en el que muchos orizabeños todavía guardan la costumbre de no comer carnes rojas y prefieren el pescado.

No obstante tienen la esperanza de que el próximo 30 y 31 de diciembre exista un repunte en sus ventas, porque en Navidad no lo hubo; aseguraron que lo que llevan ahora las personas son camarón, jaiba y el pescado fino, como es el róbalo.

Uno de los vendedores aseguró que cerrarán el año trabajando, puesto que su jornada inicia desde la madrugada y termina pocas horas antes de que termine el 31 de diciembre, debido a que muchas familias deciden comer mariscos el año nuevo, “para curar la cruda”.

 

Omar Celiseo V.

El Buen Tono