Superiberia

Orizaba.- El obispo de la Diócesis de Orizaba, Eduardo Cervantes Merino, realizó un exhorto a las familias para celebrar el 2 de febrero día de La Candelaria y la bendición del Niños Dios para que se haga sin aglomeraciones y desde casa, siguiendo las transmisiones por las redes sociales.
Al término de la misa de mediodía desde la catedral de San Miguel Arcángel, el prelado, realizó un llamado para no bajar la guardia ante la pandemia del SARS-CoV-2 y seguirse cuidando guardando la sana distancia y evitando reuniones.
“Si no pueden venir, pongan en el centro la imagen del Niño Dios y en esa tradición de las luces, la presentación del Señor en el templo hagamos oración por la familia, que Jesús sea la luz que ilumine nuestro caminar, la luz de la familia”.
Destacó que no es necesario acudir a los templos para bendecir la imagen “por este año, pero en su casita y al final de la celebración y que la pueden seguir en las diferentes eucaristías que se van a transmitir en su parroquia o aquí mismo en catedral hacemos la oración familiar”.
“Así que les sugiero que pongamos la imagen de Jesús Niños en el centro de la casa y que tengamos las velitas, los tamales pueden esperar y si se los van a comer se los comen en familia, no hagan aglomeraciones porque vamos a colaborar los católicos como lo venimos haciendo prácticamente desde el principio de la pandemia, poniendo lo mejor de nuestra parte para evitar el contagio”.

Vecino