La Navidad

Arizona.- Partidarios del presidente Donald Trump, algunos portando armas, se manifestaron el jueves por la noche contra lo que el republicano calificó, sin ofrecer pruebas, de fraude en los estados donde todavía se estaban contando los votos luego de las elecciones del martes.

En Arizona, uno de los estados más disputados en la carrera electoral, seguidores de Trump y Biden se enfrentaron frente al Departamento de Elecciones del Condado de Maricopa, en Phoenix.

Varios grupos pro-Trump, armados, se reunieron junto al edificio mientras en el interior se contaban las papeletas.

Las protestas, no obstante, fueron en su mayoría pacíficas a lo largo del país.

En Filadelfia, la policía informó que había arrestado a un hombre y confiscado un arma en el marco de una investigación sobre un supuesto complot para atacar el Centro de Convenciones de Pensilvania, donde se estaba realizando el recuento.

También puedes leer: 
Detienen a funcionarios en Jamapa por peculado
Colonias aledañas al Centro, foco rojo
Dan entrada a juicio político contra Sofía Martínez Huerta

También hubo altercados en Nueva York y Washington, así como en ciudades de estados en los que todavía no hay un ganador claro, Milwaukee (Wisconsin), Las Vegas (Nevada), Detroit (Michigan) y Atlanta (Georgia).

En paralelo, Facebook eliminó un grupo de rápido crecimiento en el que los partidarios de Trump publicaban contenido de retórica violenta.

Muchos seguidores del todavía presidente defienden -en la calle y en internet- que el voto por correo es propenso al fraude.

En Phoenix tuvieron lugar disturbios entre demócratas y republicanos durante un acto en el que intervino Alex Jones, influyente personaje de la ultraderecha de Estados Unidos. La policía interrumpió los enfrentamientos.

“Están tratando de robar las elecciones pero América sabe lo que pasó y se está defendiendo”, dijo Jones a las aproximadamente 300 personas que le escuchaban.

Manifestaciones en Filadelfia

Mientras Trump perdía su ventaja en Pensilvania, los manifestantes de Filadelfia lo celebraban.

Dos personas disfrazadas de buzón postal portaban una pancarta en la que se leía: “La batalla no ha terminado”. Otros marchaban detrás del cartel: “Los miembros del sindicato luchan por contar cada voto”.

Por su parte, activistas pro-Trump agitaban banderas y carteles que rezaban: “El voto se detiene el día de las elecciones” y “Lo siento, las urnas están cerradas”.

“Creo que el fraude electoral es sistémico. No trabajé cinco años y medio (para Trump) para sentarme en casa ahora”, dijo Chris Cox, de la organización Bikers for Trump.

En Milwaukee, unos 50 partidarios del presidente republicano se reunieron para “detener el robo” frente al edificio en el que se realizaba el escrutinio. Al menos uno de los participantes iba armado.

Aproximadamente una docena de contramanifestantes llegó al lugar más tarde, gritando consignas del movimiento Black Live Matter.

“El futuro de mi país es lo que me trae aquí esta noche”, dijo Mitchell Landgraf, un obrero de la construcción de 21 años y votante de Trump. “Me temo que si esto sigue así, este país irá cuesta abajo rápidamente”.

Por último, en el condado de Clark, en Las Vegas, unas 400 personas se reunieron frente al Departamento de Elecciones de la ciudad, donde agitaron un muñeco gigante de Trump y banderas americanas al ritmo de himnos patrióticos.

Te puede interesar:

También puedes leer: