• Pero sin frenar al padecimiento
  • La distribución de las dosis estarán a cargo de las autoridades de cada país.

Madrid.- Las primeras vacunas contra el Coronavirus que se aplicarán entre médicos, enfermeras y personas de alto riesgo, podrían no frenar la transmisión del virus y estarían más enfocadas a la prevención de casos graves y muertes.
Lo anterior se conoció tras la conclusión que dieron expertos que intervinieron el fin de semana en la conferencia de clausura del XLIV Congreso de la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP).
Los programas de vacunación, deberán ser coordinados por las administraciones de los distintos países, dando prioridad a los profesionales de salud y personas de alto riesgo para enfermedad grave, antes de iniciarse la aplicación masiva.