in

Olla de grillos

Superiberia

La toma de posesión de Enrique Peña Nieto en México tiene dos versiones: la de los medios convencionales, plagada de actos oficiales, palmaditas en la espalda y saludos amables; y la de la calle, donde granaderos de la Policía y jóvenes mexicanos llevan horas de duros enfrentamientos. Ayer ningún medio le dio seguimiento al estado de salud del activista que fue herido de gravedad, lamentablemente hay fuertes posibilidades de que haya muerto, pero eso nuestro nuevo Presidente lo hará ocultar.

Se han hallado autos abandonados, los cuales al ser verificados, resultan con reportes de robo en otras ciudades, pero al parecer el Gobierno federal no cuenta con una página donde exista una base de datos que indique la ubicación del corralón donde se encuentran los vehículos robados que son encontrados en cualquier parte de la República.

Puede ser por marca, por año, número de serie, o algún dato representativo que presente el vehículo, como alguna calcomanía, un rayón, o cualquier otra característica particular que facilite el reconocimiento de la unidad. Pero no hay base de datos que exista para ver dónde apareció el auto, y el gruero no dice nada para seguir acumulando días en el corralón, pues así cobra más. La idea de una base de datos sería una buena propuesta de ley para que los diputados volteen a ver esta situación que ya es muy cotidiana, y así el Ministerio Público, el gruero y la Policía municipal tengan esta base de datos, y sea más fácil ubicar un automotor cuando éste es robado.

Se reportó un objeto volador no identificado, tipo bengala, por ciudadanos del suroeste de la ciudad de Veracruz; hasta el momento no hay ninguna explicación, pero lo más seguro es que haya sido el “Mariposón” (Jorge Reyes Peralta) en su mayate negro, que aparte de todo, ni siquiera es suyo.

Vicente Guerrero

Lo vuelven inmortal

Turnan a pederasta ante juez y niega cargos